El primer viernes de febrero se celebran las fiestas patronales de Moros y Cristianos en honor a Sant Blai, declaradas de Interés Turístico. Su arraigo, tradición, colorido y cultura hacen de estas fiestas unas de las más atractivas. La variedad de la indumentaria, la música y la pólvora envuelven tanto a visitantes como a participantes en un ambiente festivo difícil de despreciar.

Con la Nit de Caixes, comienzan las fiestas, Cientos de festeros ataviados con la tradicional manta bocairentina, los ‘tabalets’ y ‘farolets’ recorren las calles más emblemáticas de la villa con gran estrépito para conmemorar el patronazgo de Sant Blai desde el año 1632.

La Entrada de Moros y Cristianos (segundo día de las fiestas) pone el toque de color a las fiestas. Inician el desfile los cristianos con sus alegres pasodobles para finalizar, a la caída de la noche, el desfile del bando moro con sus lentas y emotivas marchas moras.

Uno de los actos más emblemáticos es la procesión del día de Sant Blai. Hay que destacar la entrada en la plaza del Ayuntamiento del santo, la reliquia y el Guión de Sant Blai, momento en el que al son del volteo de campanas, todos se unen en un clamor: «Vitol al Patrón Sant Blai», se apagan los luces y un alud de pequeños papeles caen sobre la imagen.

Las Embajadas, del cuarto día, son la escenificación del parlamento entre moros y cristianos por la conquista del castillo. El día está marcado por la gran cantidad de pólvora disparada por las calles principales del municipio.

El día del Santo Cristo destaca por la subida en romería de festeros y músicos a la ermita, lo que convierte el camino del Calvario en un cordón inmenso de colores.

Programa

Carnaval de Muro d’Alcoi

Muro se prepara para vivir una nueva edición del Carnaval. Una celebración que en Muro se celebra desde principios del siglo XX. Bien es cierto que dejó de celebrarse durante el franquismo y no fue hasta la década de los 80 cuando se recuperó, hasta alcanzar el protagonismo que actualmente tiene.

El Carnaval murero se ha convertido en un referente en las comarcas centrales, contando entre los principales del territorio valenciano como el de Pego y Vinaròs. Concentra una cantidad de personas de la propia localidad y de los pueblos vecinos que se salen a la calle para en un desfile de disfraces que llena el pueblo de fiesta, música y colorido.